[home]
...la única columna de cine donde los críticos no estamos amargados
Mudanza!
Estamos en plena mudanza, y tomará tiempo, pero los nuevos contenidos publicados están en www.cinenganos.com.

Este subdominio legacy tiene el archivo "viejo", y en mudanza.

Anuncios


 
La tragedia no se muestra con sangre o con noticias fatídicas: basta mostrar a los personajes
 
Newsletter
Suscríbete al newsletter sobre las actualizaciones y noticias de este sitio:


Estás en: home » películas » película La Habitación del Hijo

La Habitación del Hijo
(La Stanza del Figlio, Italia, 2001)

[Ver Ficha Técnica] (Ver Ficha Técnica)

Por Alex

Sinopsis  La habitación del hijo de Giovanni se mantiene como si no hubiera ocurrido nada: está presente en la casa y en las fotografías, en los recuerdos y en cada actividad, en el jogging y en las historias de los que atienden al consultorio...

¿Qué pasa cuando se pierde a un ser querido y resulta imposible pretender que nada ha cambiado y que la vida sigue su curso? ¿hasta dónde se puede mantener una vida cuando todo comienza a desmoronarse?, ¿qué hacer ante la muerte de un hijo?

Here we are
Stuck by this river,
You and I
Underneath a sky that's ever falling down, down, down
Ever falling down...

La Palma de Oro a la mejor película de Cannes en este 2001 se otorgó al sufrimiento y a la madurez ante lo inevitable, al doloroso proceso de aceptación y de perdón, a los lazos de familia y a la necesidad de aferrarnos a la vida.

Giovanni es un psicólogo padre de una familia feliz y completa: su hija juega basquetbol, su hijo le acompaña a hacer jogging y bucea con sus amigos, su esposa le ayuda a lidiar con los dos adolescentes, y su consultorio junto a casa le permite recibir a sus pacientes, escuchar sus neurosis y manías... Un domingo, atendiendo a un paciente en calidad de urgente, y cancelando su jogging con Andrea, su hijo, la vida cambia de golpe: el hijo fue a bucear y tuvo un accidente fatal. Andrea no volverá, y es turno para que la familia se enfrente a esa realidad, es turno de que Giovanni y su esposa enfrenten el conflicto y acepten una casa más triste, un giro total donde es necesario enfrentarse consigo mismos y con el futuro inmediato...

Nanni Moretti (Caro Diario, Aprile) demuestra que no sólo se limita a tener don en la comedia y la ironía sarcástica, y nos entrega un drama humano y conmovedor que habla -básicamente- de la vida, del amor y apego a la vida.

Como el mismo Giovanni (Moretti, genial) lo menciona: todo en su casa se está derrumbando o rompiendo, su esposa (Laura Morante, maravillosa también) no deja de llorar, su hija Irene se enfrenta a su manera a la tragedia al tiempo que define su identidad, sola...Giovanni, sin embargo, se niega a aceptar lo ocurrido y pretende llevar una vida normal, pretende que el jogging pueda seguir, pretende que la feria y subirse a los juegos mecánicos le pueden probar que nada pasa, pretende demostrar que puede seguir tratando a sus pacientes y que no guarda resentimiento contra el paciente al que fue a ver y al que culpa en parte por la muerte de su hijo.

El hecho de que el personaje principal sea un psicoanalista, alguien que en teoría es capaz de oír a los demás y de mantenerse al margen de los problemas que manifiestan, para poder ayudarles, permite mostrar el punto de vista dl director ante la historia y la pérdida de un hijo, y nos muestra el dolor en alguien que en principio puede soportarlo un poco más que el resto de la gente. Esto no sólo permite un personaje interesante ante una tragedia, sino que -inteligentemente- nos aleja de dramatismos gratuitos y de lagrimeos que bien podrían haber sido la horma más sencilla de jugar con nuestra percepción: Giovanni es un padre "modelo" pero ni eso le sirve ahora que se siente culpable. El personaje es capaz de escuchar o intentarlo, pero esta vez no tiene quien le escuche y se muestra renuente a que su familia lo haga...

El giro en la historia es magistral: el inicio es en comedia ligera y costumbrismo light; con algunas secuencias podemos apreciar la estabilidad de una familia de clase media-alta, sin mayores problemas, en una serie de eventos que confirman la vida ordinaria y tradicional de un grupo de personas, y de pronto, una serie de tomas rápidas y un cambio narrativo importante, justo en el momento en el que el accidente ocurre sin que nos enteremos de ello, para una pausa que retoma la calma antes de la noticia fatal y el cambio radical en la historia y en los personajes: no sólo los dos polos opuestos de antes y después de la tragedia, sino una transición en la que el accidente ocurre al tiempo que la angustia se muestra en una forma visual excepcional: la edición y la cámara en una muestra brutal de capacidad de contar historias.

La tragedia no se muestra con sangre o con noticias fatídicas: basta mostrar a los personajes, las llamadas que no pueden hacerse, y la actitud ante la muerte, las preguntas sobre dispositivos de buceo, las miradas a la habitación, las puertas múltiples de la casa... Moretti nos convence de llorar por dentro y de llorar de gusto y de tristeza en formas alternadas.

La vida de los personajes cambia y la de los espectadores también: en el fondo todos hemos perdido a alguien que amamos, y la madurez con las que se nos muestra esta realidad permite identificarnos sin hacer en conmiseraciones. Una belleza de enfoque y de logro.

La historia de la novia del hijo, desconocida, y la presencia de las fotografías de la habitación, junto con el viaje hacia Francia a manera de liberarse y de permitirse confiar y afrontar que la vida sigue, y que la aventura de la vida es la vida misma, es un detalle brillante: las preguntas obvias sobre el amigo de la muchacha, la idea de ir hasta la frontera, la decisión y las risas, son un tributo a la vida, a la posibilidad de caminar junto a la playa, de respirar la humedad y la brisa, de poder sentir el viento en el rostro y sonreír, respirar, viivr...

En algún momento de la historia, la evocadora y poderosa "By this River" de Brian Eno (que aparece también en Y Tu Mamá también) basta para marcar una atmósfera, y el poder es tal que no se necesita más que la melancolía y la mirada de Moretti: uno de los momentos más intensos del film, en la búsqueda por un vínculo que permita identificar un poco de lo que a Andrea le hubiera podido haber gustado también... una belleza de escena que no requiere ni siquiera ser elaborada para mantenerse en la memoria.

La música es intimista y melancólica: una gran partitura cuya virtud es la simpleza con la que apoya en modos muy fuertes y prueba la verdadera intención de la cinta. No, no se sale riendo pero se sale con una carga menos en el alma al abandonar la sala...

Una obra maestra que sin embargo no será entendida o aceptada por todos, como ocurre en muchos de los casos en los que la genialidad tiene que lidiar con el hecho de que no a todos les gusta que les hagan llorar, sea a lágrima abierta o mediante heridas internas no confesadas...

Comentarios para esta madura, neurótica y confrontada columna,
invitaciones al cine, a cenar, a Francia en coche...


Barcelona, Octubre 2001 


Anuncios
Regresar

  Ficha Técnica
La Habitación del Hijo
(La Stanza del Figlio)

País de Producción de La Habitación del Hijo Italia
Año de Producción de La Habitación del Hijo 2001

Director de La Habitación del Hijo Nanni Moretti 
Guión de La Habitación del Hijo Nanni Moretti, Heidrun Schleef, Linda Ferri
Reparto de La Habitación del Hijo Nanni Moretti, Laura Morante, Jasmine Trinca, Giuseppe Sanfelice

Género de La Habitación del Hijo Drama
Estudio de La Habitación del Hijo Sacher Film

Regresar

 
CineNgaños
Fechas de estreno
Fecha de Estreno en EUA 31 Mayo 2001
Fecha de Estreno en España 05 Octubre 2001
Fecha de Estreno en México No conocido

Ultimos Artículos

Regresar
 
[home] [home] [admin]