[home]
...la única columna de cine donde los críticos no estamos amargados
Buscar...

Mudanza!
Estamos en plena mudanza, y tomará tiempo, pero los nuevos contenidos publicados están en www.cinenganos.com.

Este subdominio legacy tiene el archivo "viejo", y en mudanza.

Anuncios


 
En realidad vamos al cine porque queremos que nos cuenten una historia.
 
Newsletter
Suscríbete al newsletter sobre las actualizaciones y noticias de este sitio:


Estás en: home » vivencias » De discursos pasados e ideas vigentes

De discursos pasados e ideas vigentes
Un ensayo y la nostalgia

Por Alex

Continuando con esta an amorfa columna, hoy comparto un discurso que alguna vez tuve que presentar y que cambi muchas cosas en m, de una manera u otra... No, no es nostalgia, slo es informacin relacionada con mis puntos de vista. Saludos, y espero comentarios al respecto...

Entre nosotros los jvenes el ir al cine es una actividad comn, y puede decirse que todas las personas vamos en algn momento de nuestras vidas a ver una pelcula. Comnmente, el ir al cine no es una actividad que se cuestione o que se analice pero, se han preguntado alguna vez por qu vamos realmente al cine?. La respuesta no es sencilla, ya que en realidad vamos al cine porque queremos que nos cuenten una historia, una historia en la que consciente o inconscientemente participamos. Una historia en la que buscamos algo de nosotros mismos, en la que buscamos llenar algo en nuestro interior. Es precisamente de sto de lo que hoy quiero hablarles. Probablemente, habemos quienes podramos decir que vamos al cine por ver a un director o a un actor determinados, o que sencillamente vamos al cine por el cine mismo, pero sto slo es consecuencia de esa necesidad de que nos cuenten una historia. La historia que queremos que nos cuenten no es necesariamente real o verosmil, ya que lo que buscamos al ver una pelcula es simplemente transportarnos, adentrarnos en una historia en la que podemos identificarnos con un personaje o con las situaciones que se van presentando. Gracias a esta identificacin podemos "vivir" situaciones que tal vez no sucedern nunca en nuestra vida diaria; podemos viajar, podemos realizar proezas, podemos ser el hroe o la herona, el personaje fuerte o el dbil, podemos besar a la actriz, podemos ver a un personaje haciendo lo que nosotros creemos que haramos en la misma situacin.

Por todo esto nos gusta ver pelculas, porque podemos vivir una realidad que no nos corresponde y que tal vez nos hubiera gustado vivir, o una realidad que simplemente gozamos "viviendo" el tiempo que dura la pelcula. Esta realidad simultnea en la que existimos al ver la pelcula y en la que existimos, de alguna forma, dentro de la pelcula, se debe a que necesitamos llenar en nuestro interior algo que nos hace falta, o a que necesitamos de alguna forma canalizar ciertas emociones. En cualquier caso, el cine es un recurso que nos permite llenar esa carencia, o evadir por un momento nuestra realidad fuera del cine, o que nos ayuda a externar emociones que tal vez no sabemos que existen. Un ejemplo interesante de esto ltimo se da cuando logramos sentir amor u odio ante un personaje, o cuando sin darnos cuentas nos encontramos apoyando a quienes normalmente no apoyaramos, como cuando de repente nos da gusto que los "malos" triunfen, o cuando nos identificamos con el personaje "siniestro", o cuando queremos ver a alguien sufriendo, por cualquier razn, dentro de la pelcula.

En nuestro interior se albergan muchas emociones e ideas, algunas de ellas opuestas y ocultas, y la historia nos permite externarlas de una forma que no nos daa y que no daa a otros; este proceso puede darse sin que nos demos cuenta de que est sucediendo, pero s sucede. Walt Disney escribi alguna - refirindose al medio cinematogrfico - que "en ningn otro sitio se pona tanto empeo en dar al pblico lo que ste quiere"; tomando en cuenta lo que he dicho, y mi actitud muy personal ante el cine y la magia que envuelve, slo puedo decir que tena mucha razn, y puedo aadir que vamos al cine porque queremos que nos den algo, en cualquier forma, en cualquier cinta.

Esta columna se public en el peridico "En Comn" del ITESM CCM.

Comentarios para el que hoy se sinti nostlgico
y present su versin del mundo del celuloide...


Ciudad de México, Enero 1998 

 Anuncios
Regresar

 
De discursos pasados e ideas vigentes

Estrenos

Preestrenos

Carteles

Otros Artículos

Regresar
 
[home] [home] [home][admin]