[home]
...la única columna de cine donde los críticos no estamos amargados
Buscar...

Mudanza!
Estamos en plena mudanza, y tomará tiempo, pero los nuevos contenidos publicados están en www.cinenganos.com.

Este subdominio legacy tiene el archivo "viejo", y en mudanza.

Anuncios


 
Agradezco la oportunidad de existir, ser, estar, y ser yo y no otro.
 
Newsletter
Suscríbete al newsletter sobre las actualizaciones y noticias de este sitio:


Estás en: home » vivencias » Praga (la kafkiana ida al cine)

Praga (la kafkiana ida al cine)

Por Alex

Kafka naci aqu, lo que sirve de excusa ms que ideal para argumentar un espritu que hoy se impregna de existencialista, y sin aspirar a escribir como l (o como Dostoievsky, o Nietzsche, o Sartre o hasta Faulkner, y ya no me acuerdo de quines ms son representativos del gnero) o a filosofar en esta temtica (Kierkegaard lo hizo por todos nosotros), les puedo confesar que mi adiccin al cine lleg a niveles quiz cuestionables, y ahora puedo hasta "defender" la idea de que lo fundamental es la existencia de cada uno, y entender esa idea de "aislamiento de lo colectivo" y la "angustia vital"...

Permtanme explicarme: no pude evitar la tentacin de ver Final Fantasy aqu! (pues en Espaa no se haba estrenado) Y por poco y pago caro el atrevimiento, pues fui a un complejo cinematogrfico de primer mundo (Village Cinemas, de la productora que nos trajo The Matrix, por mencionar alguna cinta) que se encuentra en uno de los extremos del metro (literalmente hablando, se llega a la ltima estacin antes de una caminata adicional para llegar) y obviamente que al salir del crculo turstico que representa el centro de esta hermosa ciudad, uno est solo al momento de enfrentar no slo la barrera idiomtica (es decir, por favor dganme qu debe decirse en una lengua en la que "s" se dice "ano", por mencionar algn rasgo jocoso) sino la barrera colectiva (de donde sale parte de la esencia existencialista de este escrito).

Les comparto mi experiencia: el viaje en metro fue muy grato (se comprueba la teora de que las mujeres son hermosas ms all de los linderos tursticos, lo que hace muy agradable el viaje, ja ja ja), la caminada es relativamente clara pues las seales hacia el cine son bastante obvias (es un suburbio donde slo se ve un centro comercial a lo lejos), y al llegar a la plaza, uno puede entrar a los cines, cosa que hice sin problemas; hasta aqu todo iba en orden.... Obviamente que era demasiado bueno para ser continuo, y aqu empezaron algunos inconvenientes: batall como un loco para que me explicasen si se trataba de una cinta en versin original (temor fundado en el hecho de que en Barcelona algunas veces hay que lidiar con el cine doblado), o si se doblaba, tratando de imaginar cmo se dira subttulo (o doblaje, o pelcula, o idioma, :)...) en checo, y despus de un diagrama en un papelito y miles de intentos por explicarle de qu hablaba (digamos que el ingls general ms all de los lmites del turismo es tan limitado como mi checo), logr que la amable vendedora de boletos me diese uno (numerado! pero en muy buen lugar despus de todo) y yo me enfrentase al hecho de que no tena idea de si la cinta sera en checo o no, pues obviamente no logramos entendernos, lo que me dejaba ms que solo ante ese temor de no poder entender ni po.

La oportunidad de comprar una cerveza en vez de un refresco para meterme a la sala me oblig a sonrer (y a comprar la cerveza, obviamente), y ah tuve el problema nmero dos: en los restaurantes del centro los meseros hablan o mastican el ingls o el italiano, de modo que uno puede darse a entender, junto con el men, pero en los cines de los suburbios (por ms Village que sean) no sucede as, y lo que asumo fue una pregunta simple como "tamao?" o "clara/oscura" se convirti en unos diez minutos de explicaciones, transacciones comerciales sencillas (es decir, uno da un billete y confa en que el cambio es el correcto, pues obviamente que la cantidad en checo no se comprende nada), una conversacin basada en seas mas ("no, ese no, el otro, ese mero" y "no, la oscura no, la clara me gusta ms") y en el checo del vendedor (que asumo me deca cosas como "joder, explcate!" pues su tono no era el ms grato), y en el hecho de que para ese momento no estaba seguro de que quera palomitas, pues no me atreva a preguntar si haba un combo con palomitas y cerveza (es decir, uno puede ver las fotos, pero de eso a entender las letras y relacionarlas con el precio hay mucha diferencia) y opt por meterme a la sala, donde deba buscar el sitio seleccionado por la de los boletos (ya que obviamente no supe ni si me haba preguntado sobre el lugar deseado) y aunque no era en la ubicacin geomtrica ideal (ligeramente a la izquierda, en una buena altura de una sala tipo estadio), mis compaeros de fila eran un grupo de cinfilos (y hermosas cinfilas) que s hablaba un poco de ingls, y que adems de matar los temores iniciales (en efecto, era versin original con subttulos en checo) se encargaron de generar nuevos temores: la pelcula terminaba muy tarde, y al mencionar que haba llegado en metro, me dijeron que no saban si alcanzara el ltimo tren de regreso (!!!!!!!!!)... Para quienes no me siguen, les expongo el problema existencialista nmero tres: no s a ustedes, pero la idea de no tener idea de dnde estaba (la estacin del metro era todo lo que saba) y de preguntar con seas (pues estos cinfilos tampoco saban la ruta) sobre la direccin para encontrar un autobs nocturno o un taxi (psima opcin si eres turista, ya que te cobran lo que deseen al verte extranjero) no se antojaba como ideal, de modo que tena la sana opcin de salirme del cine en ese momento (pues obviamente que no saldra una vez iniciada la cinta, me conozco) para regresar a la ciudad y su centro, o confiar en lo que ocurrira despus y confiar en que la teora de que la angustia vital no dura para siempre y que no deba temer a la colectividad de caminar y vagar muchas horas para un probable regreso...

Me conocen: obvio que me qued, vi la publicidad en checo (hay alguien que no disfrute de ver comerciales en otros idiomas?), los trailers, y disfrut del render y del Maya de la pelcula, dejando a Kafka y los temores de lado, hasta nuevo aviso, y al salir, camin solo (aunque ese kafkiano aislamiento de lo colectivo no me serva de consuelo ni de recurso idiomtico) hacia el metro, con la buena fortuna de alcanzar el ltimo tren (como era un extremo del metro en verdad haba que llegar con sincrona) de modo que no tuve que ponerme a llorar en aquel suburbio al tiempo que buscaba el bus nocturno y algn intrprete que hablase ingls, y me limit a sonrer en mi interior, pues a pesar de saberme relativamente aislado (por no saber decir mucho ms que "cerveza", "s" y "no") mi adiccin al cine no fue -por poco- causa de problemas, y sirvi como recurso para matar algo de tiempo en espera de que los lugares de jazz abrieran y yo pudiese experimentar alguna otra marca de la maravillosa pivo de Bohemia, y me dispusiese a una noche bohemia (nunca mejor empleado el trmino, me parece) como mi "Fantasa Final" para una tarde/noche que haba tenido cierta dosis de preocupacin, y que cerrara con jazz vocal memorable...

Si la existencia es lo fundamental de cada uno, este da ha sido evidencia de que en efecto existir y ser es importante, y yo agradezco la oportunidad de existir, ser, estar, y ser yo y no otro, y tambin la sincrona en el metro, los subttulos checos, la maravillosa pivo/cerveza, y la grata compaa que uno puede encontrar en un agujero de jazz que le quitara la tristeza a cualquiera...

Saludos,

Comentarios para esta adicta y existencialista columna...


Praga, Agosto 2001 

 Anuncios

 En contexto
Praga: La experiencia judía
Praga: La misión imposible
Regresar

 
Praga (la kafkiana ida al cine)

En contexto

Estrenos

Preestrenos

Carteles

Otros Artículos

Regresar
 
[home] [home] [home][admin]